top of page
  • Foto del escritorcocinandoconnuriac

TORRECITAS DE BERENJENAS

Un plato vegetariano delicioso.



MI PEQUEÑA HISTORIA


Esta no es una receta que proceda del acervo culinario de mi familia como la gran mayoría de las que hasta la fecha he incluido en este blog. En este caso se trata de un interpretación de un plato que mi marido tomo en un restaurante y le encantó.


Mi marido, en su trabajo, durante el horario de invierno no le da tiempo para venir a comer a casa, así que durante un tiempo salía con varios compañeros a tomar el típico menú del día.

En una de esas ocasiones se les ocurrió ir a comer a un restaurante vegetariano, cuando llegó a casa venía entusiasmado con lo rico que estaba un plato confeccionado a base de berenjenas.


Me explicó la disposición en forma de torres que alternaban la berenjena con el queso y todo bañado en una salsa de tomate con orégano, no parecía complicado así que intenté replicarlo y gustó a toda la familia, desde entonces, ya han pasado unos cuantos años, esta receta se ha incorporado al patrimonio familiar, no sé por qué, pero casi siempre la tomamos en los meses de verano aunque cuando la tomó mi marido era pleno invierno.


INGREDIENTES


Para cuatro personas

  • 3 berenjenas

  • 3-4 lonchas de queso

  • 3 litros de agua

  • 3 huevos

  • Harina de trigo

  • 500 ml de salsa de tomate

  • Sal

  • Orégano

  • Aceite de oliva o girasol

ELABORACIÓN


Se trata de una receta muy sencilla al alcance de todo el mundo, solamente es un poco laboriosa, pero si se tiene una pequeña ayuda se hace muy rápido.


Se inicia la receta pelando las berenjenas, se puede utilizar un cuchillo, pero un pelador es más útil sobre todo si es de esos que tiene unos dientecitos en la cuchilla.

Preparar un bol con el agua y un puñadito de sal. Ir cortando las berenjenas en rodajas de más o menos medio centímetro e irlas poniendo en el bol de agua.

Mantener las berenjenas a remojo durante 20 minutos y una vez transcurrido este tiempo sacarlas y colocarlas sobre un paño.

Utilizando otro paño o papel de cocina secar los rodajas de berenjena por la parte de arriba.

Es el momento de albardar la berenjena, en este paso sí que viene muy bien la ayuda de otra persona ya que de esta forma se avanza mucho más rápido.


Lo primero será preparar una sartén con una buena cantidad de aceite, al menos que el fondo se cubra con un dedo, para esta operación a mí me gusta utilizar aceite de girasol ya que se mantiene más el sabor de la berenjena, pero si se prefiere el de oliva se puede utilizar perfectamente.


En un bol batir los huevos con un poco de sal y en otro poner una buena cantidad de harina, yo utilizo la normal, pero si se prefiere integral o de otro cereal también se puede utilizar. Así que se pasan las rodajas de berenjena primero por la harina y después por el huevo.

Poner la sartén a fuego vivo hasta que el aceite esté bien caliente, unos 170º, para que las berenjenas no la absorban demasiado.


En el momento en el que el aceite haya cogido la temperatura adecuada se baja el fuego a medio-alto. Y a freír.

A medida que se hacen las rodajas irlas sacando a una fuente con papel absorbente.

Dejar que la berenjena se temple, para poder manipularla y es el momento de montar las torrecitas.


En una cazuela ancha colocar en el fondo las rodajas más grades, sobre ellas poner trocitos de queso, el tipo de queso ya queda al gusto de cada uno, pero considero que alguno que no sea demasiado fuerte para que no mate el sabor de las berenjenas es lo mejor; en esta ocasión he utilizado sabanitas para sándwiches; después cubrir con otra capa de rodajas de berenjena y repetir hasta conseguir torrecitas de tres pisos.

Montar todas las torrecitas.

Verter sobre las torrecitas la salsa de tomate, también se debe añadir salsa en los huecos para que alcance a las torrecitas por todas partes, pero sin llegar a bañarlas.

Ayudados de una cuchara extender bien el tomate, hasta que cubra todas las torrecitas.

Añadir orégano al gusto.


Devolver la cazuela al fuego, que será medio, para darle una pequeña cocción de unos cinco minutos con el fin de que el queso se funda y todos los sabores se integren.

Retirar del fuego y el plato está listo.


Ya solo queda dejarlo templar un poco, servir y degustar.


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page