top of page
  • Foto del escritorcocinandoconnuriac

PENCAS RELLENAS DE JAMÓN Y QUESO EN SALSA RUBIA

Actualizado: 18 oct 2020

Otra forma fácil y deliciosa de llevarnos la huerta a la boca.



MI PEQUEÑA HISTORIA


Ya os he comentado en otras ocasiones lo grande que es tener amigos con huerta, como es nuestro caso, ya que gracias a su generosidad podemos consumir productos extraordinarios de temporada y recién cosechados.


Para mí, también es gratificante ya que, de alguna forma, me obliga a tener que buscar diversas formas de utilizar los productos en diferentes recetas para no cansar a la familia y no cansarme yo de cocinar siempre igual, como se suele decir, en la variedad está el gusto.


Esta forma de poner las acelgas, o mejor, una parte de ellas, solo las pencas, me la comentó mi marido, que en ocasiones comía con los compañeros de trabajo en un restaurante vegetariano; me pareció muy interesante y, como dicen ahora los jóvenes, la he tuneado un poco.


El sabor delicado de la penca, permite con la técnica que os presento la elaboración de numerosas recetas tan solo cambiando el relleno, la salsa o incluso sin salsa.


INGREDIENTES



Para cuatro personas

  • 800 gr de pencas de acelga

  • 50 gr de jamón york

  • 50 gr de queso en lonchas

  • Harina (para rebozar)

  • 2 huevos

  • 300 ml de aceite de girasol

  • 1 vaso de agua

  • Sal y pimienta

Para la salsa

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

  • 1 cebolla

  • 1 diente de ajo.

  • 1 hoja de laurel

  • 1 cucharada de harina

  • 2 cucharadas de tomate frito

  • ½ pastilla de caldo

  • 200 ml de vino blanco

  • 1 vaso de agua

  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN


Lo primero es limpiar las pencas de acelga en abundante agua corriente. Luego quitar los hilos a las pencas y partirlas en trozos más o menos iguales, eso facilitará las cosas luego, a nosotros nos gustan de unos 8 cm de longitud, pero esto depende de cada uno.


A mí me gusta hacer las pencas al vapor, así que se pone un vaso de agua en la olla rápida, se coloca el trípode y el cestillo que trae la propia olla, y se ponen en él las pencas que salaremos, en unos dos minutos estarán listas.


En otro tipo de ollas se tardará entre 10 y 20 minutos dependiendo del tamaño de las pencas. Si se prefiere se pueden cocer de forma tradicional.


Una vez cocidas hay que extender las pencas sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de agua procurando colocar las pencas de igual tamaño juntas y dejando la cara lisa hacia arriba. Esto nos facilitará las cosas luego.


En la mitad de las pencas se coloca un trocito del jamón de york que se cortará de un tamaño un poco menor que la penca, para dejar un margen.


De la misma forma se procederá con el queso, a mí me gusta utilizar el de oveja semicurado, pero esto depende del gusto de cada persona.


Se cubren las pencas que ya tenían el jamón y el queso con las que no tenían, procurando que los tamaños coincidan dejando las partes rugosas hacia afuera, con esto tendremos una especie de sándwiches en los que el pan se ha sustituido por la pencas.


Ahora procede rebozar las pencas, así que se pone una sartén a fuego medio con el aceite de girasol, se puede utilizar de oliva si lo prefieres, se pasan las pencas por harina y huevo batido y se fríen por ambas partes.


Según se vayan sacando de la sartén se pasan a un plato cubierto de papel absolvente y se reservan. En este punto las pencas ya se podrían consumir y están deliciosas.


Ahora se comienza con la salsa, para ello se pica el diente de ajo y la cebolla en juliana.

En una sartén a fuego medio se sofríe la hoja de laurel, el ajo y la cebolla con un poco de sal.


Cuando la cebolla está transparente se añade el tomate frito y la harina dejando sofreír un minuto.


Se añade la media pastilla de caldo deshecha, el vino y el agua y a fuego medio se cocina la salsa hasta que se espese. El punto del espesado también depende de cada persona, pero hay que recordar que es una salsa y por tanto no sebe resultar pesada.


Una vez acabada la salsa se puede pasar con la batidora para evitar encontrar los trocitos de cebolla.


Introducir las pencas en la salsa y a fuego medio darle un ligero hervor para que los sabores se junten.


Ya está el plato completamente finalizado y listo para sorprender.


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page