top of page
  • Foto del escritorcocinandoconnuriac

PASTEL SEMIFRIO DE TURRÓN

Si pruebas esta receta ya nunca sobrará turrón blando en casa.



MI PEQUEÑA HISTORIA


Nosotros solemos pasar la nochebuena en la casa de mi suegra en Burgos, y como decía Joaquín Pajarón en un video que me enseñó mi marido, cortamos turrón por encima de nuestras posibilidades y días después el turrón duro se pone blando y el blando se pone duro y a nadie le apetece.


El caso es que a mí no me gusta nada desaprovechar comida y el caso del turrón de jijona siempre me ha traído un poco de cabeza, porque suele ser el que más sobra. Para aprovecharlo he hecho todo tipo de recetas mousses, bizcochos, sopas e incluso helados, todas están ricas pero ninguna me parecía redonda.


El caso es que el otro día viendo el “canal cocina”, una de sus cocineras estrella, Blanca Mayandía, presentó esta receta y me pareció estupenda así que al día siguiente probé con ella y el resultado confirmó la primera impresión, ha pasado el filtro familiar con una altísima nota, además el plato es fácil de hacer. Creo que a partir de ahora ya no va a sobrar el turrón blando en casa, muchas gracias Blanca.


INGREDIENTES

Para seis personas

Para la base

  • 15-20 bizcochos de soletilla

  • 150 ml agua

  • 150 ml de zumo de naranja (dos naranjas)

  • 150 gr de azúcar

  • Ralladura de naranja

Para la mousse de turrón

  • 150 gr de turrón de jijona

  • 150 ml de leche entera

  • 1 huevo

  • 250 ml de nata para montar.

  • 25 gr de azúcar

  • 5 hojas de gelatina neutra

Para decorar

  • 50 gr de almendra en granillo

  • 8–10 frambuesas

ELABORACIÓN


Esta es una receta que es muy sencilla de hacer y bastante rápida a pesar de que tiene varias elaboraciones, tan solo hay que seguir un orden y tener un poco de paciencia para ver el resultado.


Para comenzar se pone la nata que deberá estar muy fría, recién sacada del frigorífico, en un bol .

Ayudándonos de las varillas montar la nata, para este paso nos vendrá muy bien si se dispone de un robot de cocina, si no con una batidora y las varillas se podrá hacer el trabajo.


Cuando la nata esté levantada pasarla a un recipiente y dejarla reservada en el frigorífico.

Otro de los pasos previos es poner en un bol con agua fria las cinco hojas de gelatina para que se vaya rehidratando.

Ahora es el momento de hacer el almíbar con que se mojarán los bizcochos que utilizaremos de base para la tarta.


Exprimir las naranjas y colar el zumo, se necesitan 150 ml que es un vaso.

Rallar la piel de las naranjas y reservarlas.

En un cazo poner el agua, el zumo de naranja y los 150 gr de azúcar.

A fuego lento ir cociendo el almíbar, cuando llegue a ebullición aportar las ralladuras, dar vueltas de vez en cuando para que no se pegue, en unos 8 minutos el almíbar estará listo. Reservarlo para que se vaya enfriando.


Ahora hay que comenzar con la mousse de turrón, para ello separa la clara de la yema del huevo y se pone la clara en un bol.

Levantar la clara a punto de nieve, como antes con la nata un robot facilita el trabajo, pero una batidora también sirve e incluso de forma manual.


Cuando la clara esté levantada, estará lista cuando al dar la vuelta al bol esta no se cae, pasarla a un recipiente y reservarla.

En una cazuela poner la leche a fuego lento.

Mientras se calienta la leche, picar el turrón.

Sin que llegue a hervir la leche aportar el turrón.

Dando vueltas dejar que el turrón se deshaga.

Cuando el turrón esté bien deshecho incorporar la yema, se puede poner también los 25 gr de azúcar, en mi caso como soy poco golosa no lo pongo.

Hay que revolver la mezcla para que no se cuaje la yema.


Cuando esté todo bien incorporado apartar del fuego e incorporar las hojas de gelatina quitando el exceso de agua y remover la mezcla para que se homogeneice, después dejar que se temple un poco, unos dos o tres minutos bastará.

Ahora hay que fusionar la nata montada con la mezcla del turrón, para ello se puede echar un poco de la mezcla del turrón sobre la nata y posteriormente añadir esta última mezcla a la mousse, remover hasta que todo esté integrado.

Por último, incorporar la clara a punto de nieve al resto de los ingredientes con movimientos suaves; la mousse está finalizada, reservarla en el frigorífico.

Ya solo queda montar la tarta, para ello es conveniente forrar un molde con film de cocina para que resulte más sencillo el desmoldado.


Medir la altura del molde y cortar los bizcochos de soletilla al tamaño adecuado.

Es hora de utilizar el almíbar de naranja. Se bañarán uno a uno los bizcochos de soletilla en el jarabe y se colocarán en las paredes laterales del molde.

Cuando todas las paredes estén recubiertas se vierte la mousse en el molde.

Llevar el molde al frigorífico al menos durante cuatro horas, pero es mejor de un día para otro, la paciencia tiene su premio.


Pasado el tiempo indicado sacar la tarta del frigorífico, y cortar los extremos de los bizcochos que excedan el alto de la tarta.

Desmoldar la tarta, y decorarla según la imaginación de cada uno.

En el caso de la fotografía he utilizado almendra en granillo y frambuesas, pero en esto la imaginación de cada uno es lo que cuenta.


Por último ya no queda más que deleitarse.


68 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

GRANOLA

Commentaires


bottom of page