top of page
  • Foto del escritorcocinandoconnuriac

MAZAPÁN DE PRIORO

Actualizado: 14 ago 2021

Que el nombre no os engañe ni rastro de almendras, es un bizcocho tradicional, inmejorable para desayunos y meriendas.


MI PEQUEÑA HISTORIA


Tengo en mi memoria muy vivos los recuerdos de la primera vez que fuimos a pasar unos días a Valverde de la Sierra, el pueblo de mi amiga Paquita, en la montaña leonesa, muy cerca de Riaño.


Lo pasamos fenomenal con Paquita, Raúl su marido, geólogo de pro y muy amigo del mío y con Semo su padre que era un personaje muy conocido en toda la comarca.


Disfrutar de paseos por los alrededores del pueblo, a los pies del impresionante Espigüete o pasar la tarde tomando la fresca en lo que por allí llaman el corral son placeres que solo se pueden lograr allí. Como anécdota os contaré que los primeros pasos de mi hija Aida, los dio en una de esas tardes en el corral.


En una de las meriendas, Paquita apareció con un enorme bizcocho, nos comentó que lo llamaban Mazapán y que antiguamente se hacían en todas las casas, pero que en esos momentos, era el año 1.994, ya solo los hacían en la panadería de Prioro. Nos gustó tanto que todos los años comisionábamos a Raúl y a mi marido Paco para que fueran hasta Prioro a comprar varias unidades.


Para nuestra desgracia la última vez que fuimos nos dijeron que ya no los hacían, lo cual fue un buen chasco.


Yo no tenía la intención de privarme, al menos una vez al año, del capricho del mazapán, así que investigando por aquí y por allá he conseguido la receta que os presento, que si no es la de Prioro, se le acerca muchísimo.


INGREDIENTES


Para un mazapán grande

  • 6 huevos

  • 175 gr de azúcar (para echar a las yemas)

  • 25 gr de azúcar (para añadir a las claras)

  • 245 gr de harina fina de maíz

  • 1 sobre de levadura química

  • 15 cl de vino dulce o licor

  • 1 cc de vinagre

  • Ralladura de un limón

  • Azúcar glasé

ELABORACIÓN


En este caso lo primero que hay que comentar es el nombre, porque cuando alguien mienta el mazapán, inmediatamente pensamos en el dulce típico de la Navidad, que se elabora con almendras, azúcar y huevo. Pero nada más alejado de la realidad en este caso.


El mazapán en la zona de la montaña leonesa es un bollo cilíndrico, con un agujero en el centro, de elaboración tradicional en esa zona, un bizcocho muy parecido se elabora en otras zonas como en Salamanca pero toma otros nombres.


La costumbre de llamar a este bollo mazapán no he podido averiguarla, pero lo considero un tema menor ante lo rico que está.


Como se trata de un bollo sin grasas y muy esponjoso, resulta ideal para tomarlo en los desayunos con la leche, pero también está estupendo en sobremesas o meriendas acompañado de un buen aguardiente o licor, siempre con moderación.


Es importante en este caso contar con un molde de corona grande, y si es posible que el cilindro central sea más alto que el exterior, luego veréis por qué.

En el caso de no contar con un molde de estas características se puede improvisar uno con un molde redondo, colocando un cilindro en el centro, como una lata de conserva vacía y forrarlo todo con film de aluminio o papel de hornear.


Establecidos los preámbulos procedo a explicar la receta.


Lo primero que hay que hacer es precalentar el horno a 180º.


Sobre un bol, tamizar la harina fina de maíz.

Sobre la harina tamizar e incorporar la levadura química y reservar.

Uno a uno cascar los huevos y separar la yema de la clara.

Al final en dos boles grandes tendremos separadas las seis yemas de las correspondientes claras.

Añadir a las claras el vinagre, mejor si es de vino blanco, esto se hace para dar estabilidad al merengue.

Ahora hay que levantar la claras, para este trabajo un robot de cocina será un buen aliado, otra solución es la batidora con varillas, también se puede hacer a mano, pero son muchas claras y te llevaría un buen rato.

Cuando estén casi a punto aportar los 25 gr de azúcar y continuar batiendo hasta que el punto de nieve sea bastante fuerte.

Trasvasar el merengue a otro bol, para dejar libre el del robot, y reservar.

Mientras se hace el merengue se ralla la piel de un limón y se reserva.

Poner las yemas con los 175 gr de azúcar a batir, como en el caso de las claras lo ideal es utilizar un robot.

Cuando las yemas hayan blanqueado añadir la ralladura de limón.

Y los 15 cc de licor, a mí me gusta utilizar vino Pedro Ximenez.

Cuando la mezcla esté homogénea se comienza a añadir la harina fina de maíz con la levadura poco a poco.

A medida que se aporta harina la mezcla espesará, cuando se haya incorporado toda la harina se obtendrá una pasta bastante espesa que resultará un poco difícil de manejar, pero con un poco de paciencia todo se arregla.

Sacar el bol del robot.

Sobre la mezcla de las yemas echar el merengue que teníamos reservado.

Poco a poco, ayudándonos de una espátula y con movimientos envolventes suaves incorporar el merengue a las claras.

Al final se obtendrá una pasta espesa pero que fluirá sin problemas.

Normalmente se untaría el molde con mantequilla y luego se espolvorearía con harina, pero yo prefiero utilizar un espray desmoldeante, son baratos y funcionan muy bien.

Poner la mezcla del mazapán en el molde.

Dar unos golpecitos contra la mesa para que la mezcla asiente bien.

Llevar el molde al horno.

El tiempo de horneado es de unos 48 minutos. En cualquier caso, como siempre que se hacen bizcochos hay que comprobar con una aguja de punto que esté bien cocido.

Cuando esté a punto apagar el horno y dejar el mazapán dentro, con la puerta un poco abierta uno 15 minutos.

Sacarlo y dejarlo enfriar completamente dando la vuelta al molde apoyándolo, por ejemplo en un plato dado la vuelta, hasta que esté completamente frío. Esta es la razón por la cual el cilindro interior debe ser más alto que el exterior.

Una vez frío ya se puede desmoldar. Tan solo queda espolvorear el mazapán con azucar glasé.

El mazapán está listo.

Y le podemos disfrutar todos.


106 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

GRANOLA

Comments


bottom of page